La Luna de Moscú

Relato erótico: Una escort jovencita me dio lo que nunca había tenido

Mis amigos habían insistido en ir a ese local. “Ahí están las mejores prostitutas de Barcelona”. Yo les había creído y pronto, una mulata latina había venido a sentarse en mi regazo. No cabía duda de que quería aprovechar la noche, y para ponerme en canción, empezó a acariciarme los hombros y el pecho. Yo hice lo mismo con sus piernas y su vientre mientras íbamos hablando. Me contó que era una estudiante puta, que hacía aquello para pagarse los estudios. Me hablaba con voz suave y sugerente y yo cada vez me iba excitando más por la anticipación. Al final no pude soportarlo más así que me incliné sobre ella y le di un beso con lengua.

—¿Subimos? —le susurré después. Por toda respuesta, ella me cogió de la mano y me condujo a una de las habitaciones del prostíbulo.

Me empujó sobre la cama y se puso a horcajadas sobre mí. No dejó de besarme mientras me iba quitando la ropa. Yo intenté hacer lo mismo con la suya, pero ella no me dejó.

—Shh… para… te voy a hacer cosas con las que hasta ahora solo has podido soñar.

Cuando me quedé totalmente desnudo, ella se separó de mí y empezó a desnudarse sensualmente. Mi pene, semierecto por entonces, se puso totalmente duro cuando exhibió sus pechos naturales. Aquella universitaria tetona era mucho más impresionante sin ropa que con ella.

Se volvió a poner sobre mí y fue besando cada parte de mi cuerpo, bajando lentamente. Esquivó con pericia mi pene y empezó a besar mis muslos y mis testículos. Yo temblaba de anticipación. Finalmente, acercó sus labios a mi glande y lo lamió, para después metérselo en la boca. Comenzó a hacerme un francés al natural, el mejor de mi vida. Su lengua acariciaba mis áreas más sensibles y me hacía estremecer, mientras con sus manos masajeaba mis testículos y mi perineo. Después, noté cómo sus dedos se deslizaban alrededor de mi ano.

—¿Qué… qué haces?

Por toda respuesta, ella tiró de mis brazos.

—Levántate —me ordenó, y yo obedecí. Que aquella puta jovencita me diera órdenes me ponía aún más cachondo.

Ella se arrodilló frente a mí y continuó chupándome la polla, cada vez más rápido y metiéndosela más profundo. Yo le agarraba por el pelo con las manos temblorosas, solo atento a la oleada de sensaciones que me embargaban. Pero de repente, cuando estaba a punto de correrme y mis caderas ya iban solas, ella paró y se la sacó de la boca. Me hizo girar y entonces noté su lengua en mis testículos, en mi perineo y en mi ano. Mientras con una mano me masturbaba muy lentamente, me hacía un beso negro que me dejó sin respiración. Tenía razón, nunca me habían hecho nada como eso… y era increíble.

Notar su lengua jugando en esa zona me causaba olas de placer sin cesar. Vagamente me di cuenta de que había dejado de masturbarme y se limitaba a masajear levemente mis testículos. Yo estaba a punto de tener un orgasmo sin que ella tocara mi pene, creando una sensación de placer extremo, pero queriendo más a la vez. Algo que nunca había sentido.

—Me voy a correr —le avisé.

Entonces ella volvió a meterse mi polla entera en la boca y prosiguió con el francés. Y de pronto, insertó un dedo entero en mi ano. Supe que había tocado mi punto G cuando la corrida llenó su boca, en el orgasmo más fuerte que había tenido en mi vida. Y también el más largo, pues los espasmos de placer duraron mucho más que lo que tardé en disparar mi semen.

Perdí el equilibrio y me dejé caer en la cama, mareado.

—Yo tenía razón, ¿verdad?

Yo gemí, ni siquiera tenía fuerzas para asentir. Solo sabía que necesitaba más de ella.

Encuentra tu escort independiente o de agencia en www.lalunademoscu.com

señoritas de compañía  en España www.lalunademoscu.com  … los mejores anuncios eróticos, escorts y señoritas de compañía  en Barcelona, escorts y señoritas de compañía en Madrid, escorts y señoritas de compañía en Valencia, escorts y señoritas de compañíaen Bilbao , escorts y señoritas de compañía independientes y de agencia, señoritas de compañía baratas, escorts de lujo en Barcelona, Madrid y toda España, pasión, señoritas de compañía baratas , barato , económico.

Publicaciones relacionadas: