La Luna de Moscú

Que significa el término BDSM?

Quizá ya hayas escuchado acerca de este término, se trata de una serie de prácticas y fantasías eróticas, ¿por qué se le da este nombre? El término BDSM fue creado como las siglas que integran las palabras “Bondage y Disciplina”, “Dominación y Sumisión” y “Sadismo y Masoquismo”.

Pero ten mucho cuidado, realizar este tipo de prácticas sin tener un conocimiento apropiado de lo que deseas experimentar te puede llevar a causar daño a tu pareja o a ti mismo, antes de jugar a esto necesitas documentarte y asesorarte del tema.

estas prácticas tienen una variedad que va mucho más allá del dolor, la pareja busca enfocarse a sensaciones de placer y control, aunque existen actividades sadomasoquistas que requieren específicamente dolor como vía de sensaciones, de ahí la importancia de que sea una práctica que necesite de acuerdos consensuales entre los participantes.Si por casualidad, en lugar de disfrutar del sexo sientes la necesidad de incluir estos juegos y no sientes placer sin la práctica de la dominación y la sumisión, estamos hablando de un trastorno.

Por otra parte, jugar a forzar no es sadomasoquismo, sino más bien una práctica sexual como cualquier otra.Añadir esta práctica a las muchas experiencias sexuales que tienes con tu pareja no supone un problema, sino una novedosa forma de disfrutar, te puede ayudar para romper la monotonía con tu pareja. Es importante que si decides incorporar esta práctica dentro de tu vida sexual tú y tu pareja estén de acuerdo. Necesitar el sadomasoquismo a toda costa es hablar de una patología.

-Palabra de seguridad

Para cualquiera que se embarca en cualquier práctica BDSM se necesita una palabra de seguridad para detener lo que esta ocurriendo si la pronuncia. Si el sumiso dice “no, no, por favor, basta”,  usted haga como el que oye llover. Posiblemente en verdad se la está gozando y no quiere realmente detenerlo. Pero la palabra de seguridad son palabras mayores. A veces se usa una palabra específica (por ejemplo “piedad”) o un código de colores (verde, “todo bien”, amarillo “caliente caliente” y rojo “para que me vas a matar”).

La palabra de seguridad debe ser fácil de recordar y de pronunciar, entienda que no es el mejor momento para poner a prueba su ingenio y agudeza mental. Esto no es el scrabble. Piensen que bastante tiene el sumiso con lo que tiene. Toda esa presión encima, maniatado, con palabras obscenas escritas sobre su cuerpo, con restos de cera caliente sobre la piel, quizás incluso con un pasamontañas de látex como segunda piel y una bola de acero metida en la boca. Como para ponerse a hacer memoria.

No tengan miedo, el BDSM puede ser tan inofensivo como beber un malibú con piña. Porque una juguetona sesión BDSM, de azotes en culos ardiendo, látigos, collares de perro, cadenas y demás artilugios erótico festivos, puede acaba de la forma mas tierna posible, que es con un coito vainilla  (la sesión sadomaso is over), haciendo el amor de la forma más dulce que podáis imaginar y con un sincero Te quiero.

Ahora que ya tienen un poco más de conocimientos sobre el tema, pónganse manos a la obra.

Encuentra tu escort independiente o de agencia en www.lalunademoscu.com

señoritas de compañía  en España www.lalunademoscu.com  … los mejores anuncios eróticos, escorts y señoritas de compañía  en Barcelona, escorts y señoritas de compañía en Madrid, escorts y señoritas de compañía en Valencia, escorts y señoritas de compañía en Bilbao , escorts y señoritas de compañía independientes y de agencia, señoritas de compañía baratas, escorts de lujo en Barcelona, Madrid y toda España, pasión, señoritas de compañía baratas , barato , económico.

Publicaciones relacionadas: