¿Es posible enamorarse de una escort o chica de compañia?

¿Es posible enamorarse de una escort o chica de compañia?

¿Qué hacer cuando un cliente se enamora de una escort profesionalen Barcelona?

Las escorts todavía se enamoran y quieren conocer a la persona adecuada para establecerse. Aunque a nuestras Escort Girls en Barcelona les encanta conocer a nuevos clientes y disfrutan pasando tiempo para conocerlos y saber lo que les gusta, nuestras Escort Girls en Barcelona a veces pueden fantasear con conocer a un cliente del que se enamorarán. A nuestras Escorts en Barcelona, les encanta imaginar que conocerán a alguien que pueda cuidar de ellas para no tener que trabajar más como Escort y estar en una relación amorosa. Esto es lo que muchas mujeres fantasean y nuestras chicas sienten exactamente, lo mismo. Algunas de nuestras Escort Girls se han enamorado de un cliente y viceversa, y ha habido algunas historias realmente románticas a lo largo de los años en las que nuestras Escort Girls y los clientes se han establecido o han seguido siendo amigos juntos.

Nuestras Escort Girls eligen trabajar como Escort porque aman su trabajo pero también porque pueden necesitar un dinero extra. Nuestros clientes a veces sienten la necesidad de "salvar" a la Escort porque sienten que la Escort no quiere tener sexo con diferentes hombres y muchos hombres lo encuentran excitante y un reto. Nuestro personal habló con una de nuestras Escort Girls a la que un cliente le rompió el corazón: "Tuve unas reservas de fin de semana con un cliente que era rico y un hombre muy agradable, nos llevábamos muy bien y creía saber mucho sobre él y su familia y le conté mucho sobre mí y compartí con él muchos de mis secretos personales".


Pasamos muy buenos momentos juntos, conocimos lo que nos gustaba en la cama y compartimos nuevas experiencias sexys juntos. Antes de conocerle, nunca habría hecho un trío, pero me convenció para que me acostara con él y con otro hombre que conocía durante uno de los fines de semana. Lo hice porque me excitaba y me encantó la experiencia, pero no era algo que hubiera experimentado antes. Sin embargo, me excitaba y, después de que el otro hombre se fuera y mi cliente se pusiera a jugar conmigo, pasamos el resto de la tarde besándonos y haciendo el amor, así que todo me pareció una relación genuina. Nos reunimos un par de veces más e hicimos el amor, fuimos a cenar e hicimos las cosas habituales que se hacen en una relación.

Otras Escorts de la Agencia de Acompañantes en Barcelona, me habían advertido que no me enamorara porque saldría lastimada, pero decidí que esto era de verdad. De todos modos, después de otro fin de semana romántico no volvió a reservar conmigo y ya habían pasado un par de semanas. Así que le envié un par de mensajes a su número de teléfono para comprobar que estaba bien y le pedí que nos viéramos, y me contestó diciendo que le encantaba pasar tiempo conmigo pero que ahora quería conocer a otras escorts porque no quería sentar la cabeza. Se me rompió el corazón, fue muy molesto y mientras tanto, no había quedado con ningún otro cliente ya que sentía algo por él. Al final lo superé, pero ahora soy un poco más cuidadosa con mis sentimientos hacia mis clientes y advierto a las nuevas chicas de compañía de lo mismo. Conozco algunas historias en las que la chica de compañía ama a su cliente y les ha funcionado, pero yo, personalmente, siempre sería muy cautelosa".

Es más fácil conseguir una escort que una novia

Algunas de nuestras chicas de compañía en Barcelona son románticas y les encanta conocer a sus clientes de forma personal. Para una experiencia de compañía, podría probar nuestra tradicional Experiencia de Novia (GFE), esto es perfecto si quiere todos los aspectos de diversión de tener una novia sin responsabilidades.

up